Andalucía Médica Magazine Nº138

17 Andalucía Médica ACTUALIDAD | A C T U A L I D A D | LA EUTANASIA NO ES UN ACTO MÉDICO MUESTRA SU OPOSICIÓN A LA REFORMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL PARA LOS AUTÓNOMOS E l C o n s e j o A n d a l u z d e C o l e g i o s d e M é d i c o s El Ministerio de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social ha hecho pública una propuesta de reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) que consiste en introducir cambios del sistema de cotización de los autónomos, que establece la creación de tramos a cotizar, como sucede con el modelo de IRPF. Desde el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM), vista la propuesta del gobierno, queremos mostrar nuestra más firme oposición a una reforma que sirve para recaudar más a costa de médicos andaluces autónomos, que ya están bastante sobrecargados con su labor asistencial. Confiamos que las negociaciones en la mesa de Diálogo pongan de manifiesto las circunstancias reales que atraviesan los médicos andaluces autónomos y confiamos que con diálogo y propuestas coherentes se llegue a un acuerdo. Como miembros de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, ATA, nos ponemos a disposición de nuestros representantes en dicha Mesa para aportar las consideraciones que sean necesarias y tienen nuestro apoyo para que esta propuesta no se haga realidad. El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) quiere dar oficialidad al siguiente comunicado sobre la reciente Ley de la Eutanasia, en el sentido de aclarar que la eutanasia no debe ser considerada sensu estricto como un acto médico. 1º.- La eutanasia es un acto fuera de la medicina, que busca deliberadamente producir la muerte como un acto finalista, que ha sido rechazada por la Medicina y los médicos siempre y en todo momento, desde el Juramento Hipocrático hasta las recientes declaraciones de la Asociación Médica Mundial. 2º.- La Eutanasia violenta la tradición milenaria de la deontología médica que rechaza siempre hacer el mal ( primun non nocere ), promoviendo que el médico intenten la curación o mejoría del paciente siempre que sea posible. Cuando ya no lo sea, permanece la obligación de aplicar las medidas adecuadas para conseguir su bienestar. 3º.- Defendemos que el acto médico siga siendo la acción de curar, mejorar y aliviar; cuando esto no sea posible acompañar, eliminar el dolor y el sufrimiento, y procurar bienestar y dignidad en el momento final de la vida de nuestros pacientes. 4º.- Entendemos que la eutanasia ni es, ni será nunca un acto médico, por ser contraria a los valores y principios más esenciales de la profesión médica, que está indisolublemente ligada a la protección de la salud, la integridad y la vida de los pacientes, y nunca a acabar con ella.

RkJQdWJsaXNoZXIy ODI4MTE=