Entidades médicas latino-iberoamericanas instan a los Gobiernos a garantizar iniciativas como el PAIME para proteger la salud de los profesionales

182

Los representantes de la profesión médica latino-iberoamericana (CONFEMEL), reunidos en el III Encuentro Latino-iberoamericano del PAIME, celebrado hoy en Cádiz (España), han suscrito la ‘Declaración de Cádiz’, en la que instan a los gobiernos la necesidad de apoyar, garantizar y facilitar iniciativas como el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) para proteger la salud de los profesionales sanitarios, que con motivo de la pandemia de COVID-19 han visto agravada su situación.

En este III Encuentro, celebrado en el marco del IX Congreso PAIME, han participado presidentes de las organizaciones médicas pertenecientes a la Confederación Latino-iberoamericana de Médicos (CONFEMEL) como Argentina, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, México, Brasil, Venezuela, Uruguay, Colombia, Portugal, España, Perú, y Paraguay.

En este documento se pone también de relieve la necesidad de implementar programas de atención al médico enfermo y elevar a tema permanente el impacto que sobre la salud del médico tiene la pandemia, la organización de los servicios sanitarios y la creciente política intervencionista, con el fin de asegurar la buena praxis profesional, la calidad y la seguridad en la asistencia.

Declaración de Cádiz”

  1. El orgullo, el reconocimiento y nuestro máximo pesar por los compañeros y compañeras fallecidos en esta tremenda pandemia en el ejercicio de la profesión. Igualmente, a todos los que hoy se enfrentan a las tremendas complicaciones derivadas de la misma y a los miles y miles que siguen dando todo lo mejor de una profesión comprometida con la sociedad.

  1. La actual pandemia por la COVID-19 está provocando uno de los mayores desafíos que los médicos han enfrentado en las últimas décadas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la COVID-19 ha expuesto a los profesionales de la salud y su entorno social y familiar a niveles de riesgo sin precedentes. Aunque no es representativo, los datos de muchos países en todas las regiones indican que el número de infecciones por el virus del SARS CoV-2 entre los profesionales de la salud ha alcanzado cifras alarmantes para cualquier sistema de salud.

  1. El riesgo constante de contagio y, en muchos casos, la falta de recursos materiales y humanos adecuados, el elevado número de contagiados, la morbilidad y mortalidad de los médicos y la falta de políticas de recursos humanos está provocando un agotamiento físico y emocional en los profesionales de la salud de los países aquí representados.

  1. La COVID-19 no solo ha producido pérdidas irreparables y secuelas físicas. Un estudio reciente de la Fundación Galatea y la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial y la Fundación Mutual Médica revela que el estado de salud e los médicos ha empeorado notablemente, llegando a alcanzar prevalencias muy elevadas de malestar y deterioro físico, mental y emocional que, pese a ligeras mejoras, nunca llegan a recuperarse.

  1. La particularidad de la situación obliga a que nuestras instituciones promuevan estrategias de protección de los médicos, especialmente aquellas encaminadas a la salud del médico, impulsando programas específicos en este sentido. Conscientes de esta problemática y teniendo como objetivo y preocupación principal el garantizar a los ciudadanos un ejercicio de la medicina de calidad, las entidades presentes apuestan por la implementación de programas atención al médico enfermo y elevar a tema permanente de sus encuentros, los efectos que sobre la salud del médico tienen la pandemia, la organización de los servicios sanitarios y la creciente política intervencionista, que de forma impositiva interfiere en el buen gobierno clínico que garantizan las entidades de representación profesional.

  1. El PAIME (Programa de Atención Integral al Médico Enfermo) es un programa de médicos y para médicos que precisan atención, pero también es uno de los ejemplos más claros del compromiso de una organización profesional con la profesión y con un importante componente de responsabilidad hacia la sociedad, al asegurar la buena praxis profesional, la calidad y la seguridad en la asistencia.

  1. Solicitamos a los gobiernos y a sus administraciones sanitarias, como empleadores principales y colaboradores necesarios de las entidades médicas, su pleno apoyo facilitando y garantizando el acceso a iniciativas como el PAIME, asegurando la confidencialidad, la financiación, el trabajo colaborativo desde los gabinetes de salud laboral y prevención de riesgos laborales, así como su inclusión en las políticas de recursos humanos y humanización de la asistencia sanitaria.

  1. Instamos a los gobiernos a que la infección por SARS CoV-2 sea considerada como una enfermedad profesional y que la profesión médica sea declarada “profesión en riesgo”. Asimismo, solicitamos que la atención a los profesionales de la salud sea una prioridad, especialmente en el ámbito de la salud mental.

  1. Desde CONFEMEL nos comprometemos a avanzar en todo lo relacionado con la protección, la promoción y la prevención de la salud del médico con el objetivo de seguir ofreciendo a la sociedad la garantía necesaria de que cuidando de los que cuidan, cuidamos de todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

WC Captcha + 82 = 90