El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos propone modificaciones en los Protocolos de Consulta de Acogida del SAS

148

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM), dada la reiteración de una serie de informaciones publicadas por distintas instituciones y medios de comunicación, respecto a los Protocolos de Consulta de Acogida que el Servicio Andaluz de Salud está tratando de poner en funcionamiento, tenemos que comunicar lo siguiente:

En primer lugar, que el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos no ha validado, consensuado, ni está de acuerdo con dichos protocolos de acogida tal y como están redactados en la actualidad, habiendo realizado numerosas propuestas con el objetivo de colaborar en su adaptación, sin que ninguna de ellas haya sido recogida, ni considerada hasta el momento.

En estos protocolos, se recogen actuaciones para la enfermería que se corresponden con acciones diagnósticas y finalistas que son competencias exclusivas de la profesión médica. Estas acciones, además de promover actos de intrusismo, pueden limitar el derecho del paciente a ser atendido por un médico, y fuerza a los profesionales de enfermería a asumir unas competencias y unas responsabilidades distintas a las suyas propias, que ya de por sí son esenciales y complejas.

Mientras que este Consejo sí considera que, además de otras medidas que venimos reivindicando, como es la necesidad de sacar más plazas de Médicos Internos Residentes en Atención Primaria, para paliar la falta de médicos especialistas en este área, es necesario establecer un sistema de priorización para mejorar la accesibilidad al sistema sanitario, una priorización a nivel clínico, siendo esta una función para la que están perfectamente capacitados los enfermeros, llevándolo a cabo con enorme éxito en otros ámbitos sanitarios distintos de la atención primaria, pues efectivamente el grado de enfermería tiene gran capacidad de competencias y resolución.

Somos conscientes de que la resolución de la enfermería, por su capacitación, competencias y formación, es un privilegio que no debemos perder en la accesibilidad de los pacientes a la Atención Primaria, como viene ocurriendo normalmente en otra áreas sanitarias, cuando se presenten casos o demandas clínicas no programadas o no demorables, pudiendo resolver directamente muchas cuestiones clínicas, en coordinación con los médicos y otros profesionales sanitarios, así como prestando una asistencia sanitaria prioritaria, imprescindible para las mejores garantías de protección de la salud de los pacientes.

Lo que en ningún caso debe ocurrir es la imposición o asunción de competencias y responsabilidades que no correspondan a cada profesional.  Esto conllevaría, además de ser un claro intrusismo profesional, a una precarización de la atención sanitaria, que afectaría directamente a la protección de la salud, la integridad y la vida de los pacientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí