Firma del «Acuerdo de Atocha» para la creación del Museo Español de la Medicina

77
·      El Museo debe ser un homenaje permanente a los médicos, profesionales sanitarios y científicos que han realizado en la reciente pandemia universal la mayor contribución a la salud en tiempos de paz jamás realizada en España.

·      Un espacio expositivo que aspira a ser, conceptualmente, un relato sobre la búsqueda de sanar como hilo conductor de la humanidad.

·      Un lugar que contribuya a tomar conciencia sobre el estado de bienestar sanitario. 

La Real Academia Nacional de Medicina de España (RANME), la Organización Médica Colegial (OMC), la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina Españolas (CNDFME) y el Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) hoy han presentado y rubricado el “Acuerdo de Atocha”. Un compromiso con la medicina y la sociedad españolas por el que impulsan la iniciativa de crear el Museo Español de la Medicina en el histórico edificio de Atocha, antigua Facultad de Medicina de Madrid y sede de espacios cajalianos emblemáticos.

La presentación ha tenido lugar a las 11:30 horas en la Sala Cajal del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid y posteriormente la firma del documento en el Salón de Actos de la Real Academia Nacional de Medicina de España.

La vicepresidenta del ICOMEM, Dra. Luisa González, y el vicepresidente
de la RANME, Dr. Antonio Campos, realizaron la presentación del
Acuerdo haciendo ambos una reflexión sobre la necesidad de la creación
de un espacio museístico nacional en un país como España que ha realizado grandes aportaciones a la medicina y cuyos profesionales gozan en el momento actual con un reconocimiento nacional e internacional muy relevante. Además, la Dra. Luisa González en su intervención comunicó el apoyo inicial de la UNESCO al proyecto tras haber tenido conocimiento del mismo.

Por su parte, el Dr. Antonio Campos afirmó que el museo quiere ser un homenaje vivo a los profesionales sanitarios, al servicio de la sociedad, que pueda actuar como agente promotor destinado a la educación sanitaria de la población; un museo, además, con verdadera vocación nacional, que quiere sumar y articular en red a las distintas unidades y legados museísticos vinculados a la medicina existentes en España.

Los presidentes de la cinco Instituciones dieron lectura al documento que recoge el “Acuerdo de Atocha”. El Dr. Eduardo Díaz-Rubio, presidente de la RANME, manifestó el deseo de que el Museo sea “la expresión argumental de la evolución histórica de la ciencia médica y del patrimonio instrumental y documental que lo hecho posible, así como del protagonismo humano, individual y social en la lucha del ser humano contra el dolor, la enfermedad y la muerte”. En su intervención el presidente de la OMC, Dr. Tomás Cobo Castro, dijo que el Museo debe ser “un espacio físico y virtual de encuentro con la sociedad en general, con los pacientes y con los profesionales de la salud, que contribuya a tomar conciencia sobre el estado de bienestar sanitario conquistado y sobre la necesidad de preservarlo para el futuro”.

La Dra. Pilar Garrido López, presidente de FACME dejó patente la voluntad conjunta de las corporaciones y organismos firmantes del Acuerdo para trabajar haciendo realidad el Museo, solicitando “el protagonismo del Gobierno de la Nación y de los OPIs (CSIC e ISCIII) vinculados al mismo, de las autoridades autonómicas y de las del Ayuntamiento de Madrid, ciudad en la que se ubica el edificio sede del Museo”.

Por su parte el presidente de la CNDFME, el Dr. J. Pablo Lara Muñoz, en nombre de las Instituciones firmantes solicitó a los responsables de las unidades museísticas de España, a los organismos públicos y privados, corporaciones profesionales, sociedades, sindicatos, fundaciones, etc. vinculados a la sanidad, “su adhesión y colaboración con el proyecto a los efectos de potenciar al máximo los fines y objetivos sanitarios y sociales que lo inspiran”. Para concluir el Dr. Manuel Martínez-Sellés, presidente de ICOMEM, subrayó que el Museo, bajo el alto Patronazgo de la Casa Real y el liderazgo del Gobierno de la Nación, “debería constituir a nivel nacional el mayor y más permanente acto de homenaje y reconocimiento que la sociedad española podría tributar a los médicos, profesionales sanitarios y científicos que han realizado en la reciente pandemia universal la mayor contribución a la salud en tiempos de paz jamás realizada en España”.

Tras las intervenciones el acto culminó en la Real Academia Nacional de Medicina de España con la firma del “Acuerdo de Atocha” por parte de los presidentes de las cinco Instituciones que han gestado e impulsan el proyecto del Museo Español de la Medicina. Uno a uno, firmaron en la mesa presidencial del Salón de Actos de la RANME los cinco ejemplares del documento que recoge la iniciativa.

 

El Edificio de Atocha

La construcción de la calle Atocha que ha inspirado y da nombre al Acuerdo hoy firmado es un edificio emblemático de la medicina española construido en el siglo XIX. Fue sede de la antigua Facultad de Medicina de San Carlos de la capital de España

En sus aulas, salas y laboratorios impartieron su magisterio algunas de las figuras más importantes de la medicina de nuestro país, entre ellos, D. Santiago Ramón y Cajal uno de los médicos y científicos más relevantes de la historia. En el edificio aún se conserva intacta el aula en la que impartía sus clases.

Fue construido por Isidro González Velázquez y Tiburcio Pérez Cuervo, sobre un proyecto del primero. Se levanta sobre una planta cuadrada, estructurada entorno a un gran patio interior. De sus salas, la más destacable era el llamado Anfiteatro Anatómico, inspirado en el que trazó Jacques Gondoin para la Escuela de Cirugía de París.

El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural en 1997 en la categoría de monumento, mediante un real decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado del 13 de agosto de dicho año, firmado por el rey Juan Carlos I y la ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre.

 

Museos de Medicina en Europa

Todos los países de nuestro entorno gozan de un gran museo de la medicina del que nuestro país carece. Inglaterra cuenta con el de mayor espacio en el mundo dedicado a la historia de la medicina, siendo también destacados los de París, Roma o Berlín. El Museo Vrolik, Países Bajos; el Josephinum, museo de medicina en Viena; o el Medical Museum de Zúrich son también de referencia internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí